desaparecida
Luchó por su dignidad y eso, le costó la vida.

DE UNA CASA CUARTEL DE LA GUARDIA CIVIL

CONGRESO - [ Grupo Socialista ] [ Izq. Unida ] [ CIU ] [ PNV ] [ C. Canaria ] [ Mixto ]

SENADO - [ Grupo Parlamentario Socialista ] [ CIU ] [ SNV ] [ MIXTO ]

Señor zapatero: más Justicia y menos cuento
: Más Justicia y menos cuento
 

 

Petición de ayuda al Congreso y Senado (1998), por la desaparición de mi madre, Juana Rodríguez Chaparro de una Casa Cuartel de la Guardia Civil.

Cartas enviadas a 191 Congresistas y a 122 Senadores. ¿Lo recuerdan Sres. Socialistas...? ¿Recuerdan qué "comprensivos" eran ustedes cuando estaban en la oposición...? ¡¡CUANTA HÍPOGRESIA y cuanta mentira Sres Políticos!!.

En estos días, les oigo hablar a ustedes sin ruborizarse, de constitucionalidad, de Justicia, legitimidad, reparación de deuda histórica. derechos del ciudadano... ¿Qué diferencia existe entre los papeles históricos de la Generalitat de Cataluña y el Derecho de esta ciudadana, a recuperar la memoria, aún cautiva de su madre, torturada y desaparecida dentro de una Casa Cuartel de la Guardia Civil?.

Es un hecho, que llevo toda mi vida, y ustedes bién lo saben, reclamando algo que la democracia me tenía que haber regalado por Derecho propio. Así que no me torturen ustedes con tanto "formulismo y tanta hipocresía", y esos Derechos Fundamentales y "democráticos" que ustedes tanto predican. Esta ciudadana también los reclama, por VINCULO DE SANGRE, JUSTICIA, DIGNIDAD Y AMOR, y les aseguro que no son para exponerlos en ninguna vitrina, si no para poder morir en paz.


Ilmo. Sr. D. José Luis Rodríguez Zapatero
Grupo Socialista
Congreso de los Diputados
MADRID.

Dña. I. P. ante su Ilma. comparezco y DIGO:

Que la Guardia Civil viene desacatando con insultante descaro una orden indubitable del Ministerio del Interior, menospreciando con ello, no solamente a las Altas Instituciones del Estado a las que se deben, sino a la Constitución, al Pueblo y a las leyes aprobadas en esas Cámaras de las cuales Vds. son custodios.

Mi madre, Juana Rodríguez Chaparro, (mujer de Guardia Civil, una persona culta, amante de su casa y de sus hijos), desapareció en muy oscuras circunstancias de la Casa Cuartel de la Guardia Civil de La Unión (Murcia), después de haber sido durante largo tiempo sometida a perseverantes vejaciones y maltratada física y psíquicamente dentro de esa Casa Cuartel hasta momentos antes de su desaparición. Y QUE SIN LUGAR A DUDAS, ÉSTA FUE PROVOCADA POR LAS DESIDIAS E INMORALIDADES DE UNOS INDIGNOS REPRESENTANTES DEL CUERPO.

El miedo por la situación política en España y el total desamparo en el que viví, me han tenido prisionera muchos años para saber de mi madre. Pero lo más horrible es que después de más de cincuenta años y en plena Democracia, esta Institución, despreciando los más elementales derechos humanos a los cuales me acojo, en vez de pedir disculpas y ayudar a reparar los horrores del pasado..., aún se permite o le permiten, desacatar una Resolución del Ministerio del Interior de fecha 14 de Febrero de 1.997 (se adjunta copia) por la que se me reconoce POR DERECHO, el libre acceso a todos y cuantos expedientes estén relacionados con la oscura desaparición de mi madre. Es por lo que al no haberse ejecutado aún esta sentencia, me siento vilmente estafada en mis derechos constitucionales por estimar que estoy siendo sometida a una humillante táctica de desgaste, para que por la vía del agotamiento físico, psíquico y falta de recursos humanos y de justicia, nunca pueda acceder al recuerdo aún cautivo de mi madre, entorpeciendo no solamente su legitimo derecho a la defensa de su vida, sino a su dignidad como ser humano, como si su memoria y su vida, formaran parte del más alto secreto de Estado.

¿POR QUÉ ME DIRIJO A Vds.?: Porque representan al Pueblo. Porque me siento impotente... y necesito ayuda para no perder la fe en la justicia ni en las Instituciones del Estado. Porque necesito creer, que el Pueblo, ése pequeño y gran Poder por el que Vd. ostenta el cargo que representa, va ser dignamente defendido ante los poderes clasicistas y de ciertas representaciones de poder. Y le remito documentación para que sepa que la Constitución y las Leyes aprobadas en esas Cámaras no son cumplidas por la Guardia Civil, y que se sepa, el Ministerio del Interior, que teniendo detallada información de la perseverante actitud de desacato no hace valer su Autoridad para que la Ley sea cumplida, sin más transgresiones a los más altos preceptos Constitucionales.

Y estoy totalmente de acuerdo que a todo ser humano se le respete y se le reconozca su derecho a la intimidad personal, su honor y su dignidad, pero nunca jamás a costa del ultraje, la humillación y menosprecio del supremo valor de la vida de otras personas mucho más dignas de protección por cuanto fueron víctimas de crueles determinaciones. Y cito unas palabras textuales del Sr. Ministro de Defensa D. Eduardo Serra, con motivo de su comparecencia en el Congreso de los Diputados el día 21 de Abril de 1.998, en el que entre otras manifestaciones dijo textualmente: ..... "NADIE PONE EN DUDA QUE TAMBIÉN ES UN DERECHO FUNDAMENTAL; EL MÁS IMPORTANTE DE TODOS, EL DERECHO A LA VIDA DE TODOS LOS CIUDADANOS, Y COMO TAL DERECHO FUNDAMENTAL; CUALQUIER GOBIERNO, Y ÉSTE DESDE LUEGO ASÍ LO CONSIDERA, TIENE LA OBLIGACIÓN DE REALIZAR SUS MEJORES ESFUERZOS PARA LA GARANTÍA DEL MISMO"..... Algo que al parecer, la Guardia Civil prefiere seguir ignorando ante la pasividad del Poder al que se deben. -No deja de ser paradójico, que se le den honores y méritos a un Colectivo, y que este, pueda escapar a la justicia por honor a él.

Es por lo que me permito hacer un llamamiento a todos los hombres de bien para que se haga justicia. Por lo que suplico a su Señoría, que con el saber y los medios de que dispone haga valer la voz del pueblo, que es mi voz ante esas Cámaras, para que la Resolución firme e indubitable del Ministerio del Interior se haga realidad y en su totalidad, sin que esta parte se vea más dañada en sus derechos constitucionales y ofendida como Pueblo, ante tan grave insulto a la Constitución Española.


Reciba mis más respetuoso saludo:

tres de junio de 1998.

Última actualización: septiembre 2017