Desaparecida
Luchó por su dignidad y eso, le costó la vida.
Desaparecida
Maltratada y desaparecida dentro de una Casa Cuartel de la Guardia Civil, ante la pasividad de todo un Colectivo.
A LOS HIJOS DEL CUERPO    

 

 
 

 

"MI GRAN IGNORANCIA... "

Entiendo, a través de los años, mi gran ignorancia al dirigirme con todo mi dolor, para que buscaran a mi madre a los mismos que me la robaron.

¡Justicia sí, pero para todos!
¡Justicia sí, pero para todos!

De eso, han pasado muchos años y hoy observo con pena y al mismo tiempo con admiración, cómo este Cuerpo dentro de sí mismo va pidiendo dignidad y todo lo que a cualquier ser humano le corresponde por el solo hecho de haber nacido, y me satisface de todo corazón que así sea. Pero al mismo tiempo, aumenta mi dolor al pensar si mi madre y yo no somos merecedoras de ese derecho. ¿Cuál ha sido nuestro delito? Si un miembro del Cuerpo lucha y se le reconoce su libertad de expresión y sentimientos, ¡Qué es lo que impide!... -no que me devuelvan a mi madre-, para eso ya es tarde. Hoy sólo os pido Justicia y reconocimientos, en definitiva, MI PAZ.

Me habéis robado todo y jamás podríais pagarme tanto sufrimiento, ya es tarde y no me es posible recuperar toda una vida. ¡La habéis sembrado de dolor!.

Habéis intentado una y mil veces, sembrar la duda hacia mi madre y eso, no lo habéis conseguido. Quisisteis buscar un solo culpable en la persona de mi padre, pero los hechos hacían que todo se os viniera abajo. ...¡Cuánto habéis luchado por defender a tan mala ralea! y qué poco por la JUSTICIA.

El que me digáis que eran otros tiempos, me causa más dolor y ganas de luchar. Y yo os digo: De acuerdo, ya no están los culpables pero sí está su hija. Y yo os pido a vosotros, hijos del Cuerpo, que me devolváis la paz que me debéis y dejemos a los muertos descansar cada cual con su conciencia. "Esa, ya no es nuestra JUSTICIA".

Última actualización: septiembre 2017